• Federico Ulloa

Desarrollando un Liderazgo Transformacional

Actualizado: abr 13




El liderazgo no es un accesorio o una moda, es esencial para lograr los resultados de la empresa. Cuando los líderes todavía dependen sólo de su jerarquía, les falta agilidad para asumir y promover el cambio, no construyen equipos de alto desempeño y son la principal fuente de estrés, es muy difícil lograr la sostenibilidad del negocio.


Hacer consciencia de los efectos de un liderazgo mediocre le da herramientas a gestión humana para diagnosticar el estado de su organización.


En este punto todavía existe el reto de definir la forma de cerrar las brechas que encuentre, por lo tanto, identificar los atributos de un liderazgo transformacional le permitirá estructurar las acciones para tener líderes inspiradores y auténticos que comprometen a las personas en la ejecución de la estrategia.


Cuáles son las consecuencias de un liderazgo mediocre


  1. Incrementa el estrés y riesgo psicosocial Cuando las personas no tienen clara la visión y los objetivos se sienten desorientadas y desmotivadas. Además, el líder en lugar de acompañar parece acosar sin retroalimentación asertiva y oportuna convirtiéndose en una fuente de ansiedad y no en un guía que inspira.

  2. Impacta la ejecución ágil de la estrategia y reduce la productividad Cuando el líder es el único que puede definir las acciones y tomar decisiones reduce la autonomía y retrasa la rapidez de adaptación a los cambios.

  3. Falta colaboración y trabajo en equipo Si el líder se preocupa sólo por los resultados, descuida la construcción de confianza y el manejo de conflictos, esto impacta el compromiso y la responsabilidad de las personas por los logros del equipo.

  4. Genera mal clima laboral y alta deserción. Si el líder no cuida las relaciones y el desarrollo de las personas, los colaboradores abandonan la compañía en la primera oportunidad afectando la consistencia en los resultados del negocio.


5 atributos de un liderazgo transformacional para construir equipos enfocados y comprometidos


Ser un gran líder va mucho más allá de estar a cargo de un grupo de personas. Un líder es capaz de trasformar una visión en realidad, hace mejor a otros como resultado de su presencia y se asegura de que el impacto perdure en su ausencia.


Convertirse en un gran líder es una experiencia enriquecedora en muchos aspectos y una fuente de realización personal y profesional para alcanzar metas y objetivos que pensábamos imposibles.


Si miramos más de cerca, en un buen líder podemos identificar cinco grandes atributos que lo caracterizan:

  1. Un líder parte de una poderosa visión de lo que quiere lograr Transmite a su equipo su compromiso y entusiasmo por esta visión hasta el punto en que ellos la vuelven propia.

  2. El líder logra ejecutar la visión a través de su equipo La ejecución exitosa requiere de una alta orientación al resultado por parte de líder definiendo y alineando los objetivos para construir en conjunto los planes para alcanzarlos. Además, creando sentido de urgencia, enfocándose, apoyando a su equipo a través de una buena delegación y acompañamiento que genere autonomía en el equipo. También haciendo los cambios necesarios para lograr los resultados gracias a un seguimiento consistente.

  3. El líder crea relaciones constructivas y equipos de alto desempeño Para lograr los resultados se necesita el apoyo de muchas personas que dependen y que no dependen de nosotros. Ese apoyo se logra apreciando los puntos de vista y entendiendo las necesidades de otros, colaborándoles y estableciendo una relación de mutuo beneficio. Asimismo, la comunicación efectiva y retroalimentación asertiva juega un papel determinante para promover el trabajo en equipo entre nuestros colaboradores y de ellos con otras personas o equipos.

  4. El líder desarrolla y mejora el desempeño de las personas Un líder efectivo comprende la importancia del desarrollo y le dedica tiempo a construir las capacidades de su equipo para potenciar el desempeño en su rol actual y generar posibilidades de crecimiento en el futuro.

  5. El líder promueve el cambio y fortalece la cultura de la organización El líder impulsa el cambio necesario para que la organización siga siendo competitiva en un mundo digital. Fortalece también una cultura de cambio, principios y valores para lograr una identidad.


Un gran líder sabe cómo materializar estos atributos con su actitud y una mezcla de mejores prácticas, metodologías y herramientas.


El rol de gestión humana es facilitar este proceso constantemente diseñando experiencias de aprendizaje y que impliquen una verdadera transformación.


Lo invitamos a desarrollar líderes que generen equipos comprometidos y efectivos a través de una metodología que potencia el cambio de comportamientos.



Construye un programa de Liderazgo Transformacional para tus líderes

Ingresa tus datos y recibirás un documento con preguntas que te ayudarán a identificar los atributos de liderazgo que necesitas desarrollar en tu empresa, para construir un programa de desarrollo que potencie los resultados de los líderes.


0 vistas